Y tu, eres una mujer empoderada?

Y tu, eres una mujer empoderada?

Desde hace tiempo hemos venido escuchando la palabra empoderamiento, y aunque mucho se utiliza en el género femenino en realidad el empoderamiento como proceso, se puede fomentar en cualquier individuo o grupo de personas. En este proceso se tiene como meta el aumento de la fortaleza espiritual, la independencia para tomar decisiones, en otras palabras y partiendo del verbo ‘empoderar’ que proviene del vocablo en inglés ‘empower’, se trata de ayudar a alguien a tener mas poder.

Hablamos de el empoderamiento de la mujer porque queremos romper con los esquemas del pasado, un pasado que históricamente y culturalmente nos cuenta de un rol pasivo, de una identidad sumisa, callada y sin acceso a la toma de decisiones importantes y tristemente en muchos casos, un rol no valorado, desvirtuado y hasta vejado.

Es importante notar, que el empoderamiento femenino no es feminismo, una mujer empoderada no necesita demostrar que puede ser igual al hombre, a una mujer empoderada no le interesa enfrascarse en luchas de géneros, una mujer empoderada centra sus energías en ejercer su poder interno, un poder que ha llevado siempre desde su ser femenino, pero que ha estado adormecido por generaciones, al contrario, busca integración y respeta a los hombres pues comprende que la base de una sociedad justa es el respeto mutuo.

Este poder proviene de un despertar de la conciencia y de asumirlo con responsabilidad y un compromiso pleno a una nueva identidad como mujeres, mujeres del nuevo paradigma, mujeres que ahora ejercen su poder para accesar a lo que desean, accesar a lo que en algún tiempo les ha sido negado.

Una mujer empoderada esta a favor de, no en contra de, tiene una comprensión mas amplia de lo que significa continuar con este proceso para así, servir de guía a las que vienen detrás de ella.

Por lo general las mujeres empoderadas son lideres por el hecho de encabezar este despertar, son

mujeres que hablan fuerte y claro, que aunque sigan teniendo miedo, actúan a pesar de. Son mujeres con hambre de conocimiento y de crecimiento intelectual y espiritual para tomar las mejores decisiones, por lo tanto procuran la lectura, el estudio, una vida saludable, relaciones personales positivas y sobre todo, el servicio.

Saben que es a través del servicio a sus semejantes, que es como lograrán un impacto mayor en la sociedad en que viven.

Así que, en resumén, una mujer empoderada es:

*Responsable, jamas se victimiza ni culpa a los demás

*Consciente, entiende sus pensamientos, motivaciones, sentimientos y acciones y lo hace en perfecta congruencia.

*Resiliente, se sobrepone a las adversidades de la vida y regresa fortalecida.

*Valiente, decide y actúa aun a pesar de tener miedo.

*Comprometida con tu crecimiento en todas las áreas de tu vida, comprende con humildad que siempre hay algo que aprender y que implementar para nuestro beneficio y de los demás.

*Compasiva, actúa desde el amor y comparte sobre todo con otras mujeres el camino que te la ha llevado hasta aquí.

Si tienes estas características, felicidades! eres una mujer empoderada, si estás en este proceso, estas avanzando y si no tenias ni idea, puedes empezar hoy!

Adriana Méndez Snowden

Coach de vida, escritora y conferencista motivacional.

Leave a Reply

Close Menu