La curiosidad no mató al gato…lo hizo mas conocedor

La curiosidad no mató al gato…lo hizo mas conocedor

Muchos de nosotros crecimos con un ‘no seas curioso’ con connotación negativa. Y escuchamos mil veces el dicho de que ” la curiosidad mató al gato”, que ser curioso es un no-no.

La realidad es que la curiosidad es hermana de la imaginación, la creatividad, la inventiva.

Gracias a personas curiosas como Galileo Galilei sabemos que la tierra es redonda, tenemos una base de fundamentos psicológicos gracias a Sigmund Freud. Y para no irnos muy lejos en la historia cronológica mundial, tenemos al curioso de Steve Jobs creando un parteaguas en el mundo de la comunicación cibernética, telefónica y demás

La lista es interminable de los frutos que ha dado la curiosidad.

Este tema fue provocado porque recibí mensajes de familiares alertándome de desactivar algunas funciones en mi Whatsup porque Facebook mostraría todo. Ya saben una de esas cadenitas que te infunde algún temor. Lo cual en vez de seguir en modo automático y asumir como verdad me puse a leer todo el acuerdo de whatsup. Resultó, como sospechaba, falso.

Muchos decimos, bueno por sí o por no, pero porque no investigar?

En esta era donde el Internet puede ser un arma de 2 filos en cuanto a la adquisición de información, es fácil creer en todo lo que leemos por internet, especialmente las redes sociales. Llegamos a convertirnos en borreguitos cibernéticos, adaptamos posturas cuando en realidad no sabemos bien del tema, pero tenemos la costumbre de “compartir” la opinión de otros.

O podemos utilizar el mar de información que nos ofrece el internet para de verdad investigar y crear un criterio propio.

Ser curioso no te mata, te hace más conocedor’ te educa, te prepara, abre tu mente a otras posibilidades. Una manera en que la personas curiosas satisfacen su curiosidad y búsqueda de respuestas es a través de la lectura, los viajes, documentales, arte y la flexibilidad de escuchar otras opiniones.

El mismo dicho en inglés recita:

“La curiosidad mató al gato… pero la satisfacción lo revivió” eso me hace más sentido, así que abramos nuestra mente, encomiemos la curiosidad de los niños que nos rodean, nunca sabemos cómo puedan dejar huella en la historia del mundo.

Leave a Reply

Close Menu
Adriana Méndez Snowden